[Reseña] Visitar, vivir, aprender: Alebrijes, Oaxaca y Turismo,

Grupo Focal en las excelentes instalaciones de la ULSA

 

Este mes, en el curso de Investigación Cualitativa, dentro de la maestría en Mercadotecnia Turística de la Universidad LaSalle de Oaxaca, trabajamos con turismo y alebrijes. Fue una gran oportunidad para adentrarnos en un producto interesantísimo y compartir experiencias de investigación con los estudiantes.

 

Comenzamos por una breve búsqueda documental sobre turismo, artesanías y Oaxaca. Enseguida, hicimos una primera salida de campo al mercado Benito Juárez para averiguar sobre su presencia como artesanía, así como su visión como pieza de arte en el andador turístico.

La sesión siguiente visitamos San Martín con los estudiantes. Ahí practicaron la entrevista a profundidad, además de reconocer el pueblo, que busca convertirse en #PuebloMagico. Es notoria, como en otros espacios, la falta de coordinación ente autoridades, agencias de viaje y actores locales. Espacio complejo, el del turismo. ¿Cuándo nos comenzamos a organizar?
En la última sesión realizamos un grupo focal: dentro de la investigación cualitativa, un grupo focal permite conocer a profundidad motivaciones y emociones de los participantes respecto a temas específicos. Esta experiencia nos permitió reafirmar algunos hallazgos y poner en duda algunas teorías. Buen ejercicio para los estudiantes, que se defendieron muy bien y prepararon el trabajo de clase.
Experiencias memorables: vestir las máscaras. Fam. Hernández
Como parte de un curso que finalmente no logramos –de lo que se perdieron, realmente– hicimos otra salida de campo con Carlo, Lieve y Alejandro a San Martín Tilcajete para mirar con “otros ojos” el tema de los alebrijes. Sin duda importante porque también sus aportes nos ayudaron a comprender con mayor claridad la relación entre estos productos y el turismo.
Hay mucho más que decir, pero veremos si como práctica los estudiantes arman un documento final de reporte de investigación. Esto no podrá ser forzoso, pues el curso terminó, pero espero que esté en sus ánimos, sobre todo para quienes quieren hacer investigación en el futuro cercano. En caso de que no lo tengamos, veremos si logramos coordinar otro trabajo conjunto.
Les comparto unas fotos que evidencian la importancia de un trabajo organizado y el enorme poder que se logra cuando las personas se ponen a trabajar juntas con fines comunes.
Taller de Jacobo y María Ángeles. El alebrije hecho arte

 

Taller de la Familia Hernández. El Alebrije en su esencia

 

Nahuales, tonas y los visitantes con el maestro Jacobo
Lieve Coppin, la visión de innovación está en su DNA

 

Mi alebrije favorito: el conejolefante musico-campesino