El futuro, con o sin COVID-19

¿Escuchaste alguna ve esa frase cliché de “El futuro ya está aquí”?

Pues nada más real: lo que hiciste ayer es justamente ese futuro que ya llegó. ¿Cómo estás pensando mañana? En Mi2U hemos pasado por crisis, momentos de felicidad desbordante y por supuesto nudos en la garganta al estilo “Glup… si no vendemos nada este mes, ¡tronamos!”. Por suerte creemos que no hay mal que por bien no venga y somos de esos que le sonríen a la vida aunque ella a veces nos vea con ojos amenazantes y un cuchillo en la mano…

–No se preocupen, han de estar tan apetecibles que el taquero los confundió  –nos dice el Gurú de la empresa.

Y reímos. reímos para mantener la calma, la locura (nunca nos hemos considerado cuerdos), el ánimo y las defensas altas, porque dicen que cuando ríes, hasta tus enemigos se pueden contagiar.

En estos momentos en que las noticias están cargadas de enfermos, muertos, prohibiciones y discusiones, nosotros pensamos que es momento de parar en seco toda esa información y preguntar: “Muy bien, lo entiendo. Todo está mal, pero… ¿Tienes alguna propuesta o nos sentamos juntos a llorar?” Así que nuestra solución ha sido eliminar de las redes a los que no miran al futuro con esperanza.   Sin banalidad, por supuesto: en este negocio no nos damos golpes de pecho, ni nos cortamos las venas con espagueti, y tampoco pensamos que todo se soluciona con sonrisas.

En Mi2U pensamos y sabemos que el futuro de una u otra manera llegará… y lo estamos trabajando hoy.

ESCENARIOS

¿Cómo te imaginas que será el mundo post-COVID-19? Quienes trabajamos en turismo tenemos razones para pensar: ¿Qué pasará con los viajeros de la tercera edad? ¿Cómo recuperaremos la confianza? ¿Qué tendremos que cambiar para responder a los aprendizajes generados?

Ayer justamente planteamos en el video que puedes ver a continuación nuestra visión de lo que pensamos podría venir para el turismo, tanto el de masas como el alternativo. Sabíamos que había cosas que cambiar y hoy estamos aún más conscientes de que tenemos mucho por hacer. No podemos quedarnos sentados y esperando a que otros decidan por nosotros. Te invitamos a verlo:

Y tú, ¿cómo estás planeando tu futuro?

¿Has pensado, por ejemplo, que después de la pandemia habrá miles de personas con unas ganas locas de salir y viajar? Porque sí, habrá temerosos, pero otros tendrán muchas ganas de escaparse de su encierro. Por supuesto, los presupuestos estarán apretadísimos, pero las ganas hasta arriba. 

¿Cómo le hacemos para asegurarles a esos viajeros seguridad, tranquilidad y una buena experiencia general? ¿Verdad que no quisiéramos de nuevo caer en la saturación del turismo? Piensa que puedes anticipar esta situación y prepararte: 

  • Elabora paquetes sanos, de vuelta a la naturaleza con cosas tan sencillas como tocar el suelo descalzo, disfrutar un atardecer, caminar en el bosque, sentir un río…
  • Define con claridad la capacidad máxima de carga de tu establecimiento para que no pongas en riesgo a tu equipo, ni al visitante, y al mismo tiempo asegures la conservación del espacio y un disfrute al máximo.
  • Piensa cómo puedes invitar a personas valiosas que hicieron un gran esfuerzo en esta crisis y las puedes premiar de algún modo. 
  • Ábrete a la posibilidad de no cobrar únicamente en especie: ¿Puedes intercambiar algo con esa persona? ¿Alguien se ofrece a ayudarte o enseñarte alguna novedad? 
  • Imagina un mundo con un mejor uso de energías renovables: ¿Cómo podrías emplearlas y ponerlas en funcionamiento para tu vida diaria y tu emprendimiento?

Por supuesto, habrá otras empresas sujetas a más reto: todo el turismo masivo tendrá que preguntarse qué debe cambiar. ¿No es bonito ver tortugas desovando, ballenas en Acapulco o animales salvajes en esos espacios antes reservados a los humanos? ¿Cómo proponer un des-escalamiento o nuevas formas de gestión de los espacios para que no regresemos al mundo de los turistas enlatados? Ojalá muchas organizaciones de gestión de destinos y gobiernos se animen a preguntarse cómo cambiar Cancún, Venecia, Barcelona, la Semana Santa… ¡Necesitamos sus ideas para nuevas propuestas!

NUEVOS PARADIGMAS

¿Has pensado cómo podría cambiar el turismo en los próximos años? Porque efectivamente, el viaje está ahí y continuará con seguridad, pero el reto está en el turismo como lo conocemos hasta ahora –el viaje de ocio– que será sometido a escrutinio: ¿Cuál ha sido su participación en esta crisis? ¿Qué tanto impacto generan las industrias, el turismo, en el agotamiento de los recursos naturales y en la construcción de desigualdad? Eso está por analizarse. 

Imagínate que a partir del post-(crisis) comenzamos a medir el éxito desde algo más allá que lo económico. Por ejemplo, desde los tres ejes de la sustentabilidad: ambiental, social y económico –pero de verdad– y que las empresas y personas exitosas no sean quienes tienen mucho de uno solo, sino una mezcla de los tres. Si no haces nada en temas ambientales, o sociales y solo en económicos, simplemente no eres una persona exitosa… y a partir de ahí se analizan apoyos, posibilidades de formación, consultoría, etc. 

Imagina también que los nacionalismos (esas cosas que decimos –sin duda con justa razón, pero no siempre bien dimensionada– cuando queremos apoyar solo a nuestro espacio local), satanizan el viaje al exterior. ¿Qué pasaría con países como México, que somos altamente dependientes en los viajeros internacionales? Si seguimos diciendo que “consumas solo local” y otros lo hacen, pues entraremos en una nueva –y no por demás interesante– era del neo-nacionalismo. ¿Cómo le harías frente?

Y por supuesto, en este cambio de paradigmas se da la pregunta más importante: ¿Cómo cambiarán los tuyos y cómo los reflejarás en tu empresa? ¿Querrás quedarte encerrad@ más tiempo y no ver a nadie? ¿Te impactará mucho el miedo al otro? ¿Estás dispuest@ a pensar y reconocer que hay algo que cambiar en tu forma de vida? 

FINALMENTE..

Como verás, hay mucho que pensar, mucho que hacer. Nosotros pensamos, en conjunto con muchos otros –aunque desafortunadamente no la mayoría– que somos cada vez más dueños del planeta (Todos, no unos cuantos), y que tenemos que ver al mundo con nuevos ojos. La responsabilidad es histórica en este momento, porque con nuestras ideas podemos llevar al mundo a una cerrazón mundial y mayor inequidad social, o poner nuestro granito de “arena esperanzada” y participar, desde donde estamos, en esta construcción de la que también somos responsables. 

NOTA IMPORTANTE: ¿Te gustaría participar presentando tu opinión sobre un escenario post-emergencia visto desde la sustentabilidad? Te invitamos a ser parte de este proyecto del que formamos parte: https://la-margarita.mx/pensar/