Entre portales

He estado investigando y poniendo en práctica técnicas de sabiduría pleiadana, lemuriana, egipcia, hebrea y maya ¡ME TIENEN CAUTIVADO! Hoy en especial, haciendo honor al día y a manera de potenciar el 12, 21 y 26 de diciembre, así como el 2020 que nos recibe con todo el poder de Gaia y de los cuatro principios; me encontré con esta meditación de Juan Manuel Giordano que comparto y espero beneficie su camino.

Sugiero, para quienes aún recurren en demasía al razonamiento, lo dejen de lado. No es importante entender significados, pues al igual que un icaro, teokuikatl, tambor, sinfonía, beats, canto chamanico o gregoriano… las palabras y sonidos que componen el rezo emiten vibraciones de poder que impactan en lo profundo, haciendo conexiones que pueden sanar y recuperar la armonía de quien las recibe. SóLO ABRIRSE: no hay cuerpo, no hay mente, no hay recuerdo… ¡Sólo, nos soltamos!

Recuerda estar en un lugar tranquilo donde no tengas distractores, mantener una postura cómoda y usar AUDIFONOS. Si es posible acompañarte de copal o incienso, ayuda a maximizar tu conexión y a purificar el ambiente y tu persona ¡Buen viaje!